Estilo de Vida

Las emociones durante el fin de año

This post is also available in: Inglés

Es natural que al entrar un nuevo año, estemos ansiosos por que algo nuevo llega que no conocemos, y es normal que suceda.  Año Nuevo, vida nueva, en una mezcla de emociones que se conjugan todas entre sí.  Todos alegres contentos, plenos, expresando cariño, con el mejor vestido, para la cena, dispuestos a disfrutar de los dulces, fiestas, luces, regalos, reuniones con las familias y  los viejos amigos son el punto de una gran noche ¡La última del año! Un tiempo propicio para disponer de la actitud perfecta en la preparación de la festividad para despedir un año que termina, en la  cual se pone de manifiesto en nuestros corazones las nuevas expectativas que esperamos:

  • Un nuevo amor.
  • Finalizar la carrera.
  • Cambiar el coche.
  • Contraer nupcias
  • Emprender un nuevo tiempo.
  • Esperar  el bebe que viene.
  • La alegría de ver a los hijos pasar de la etapa de la adolescencia, a la juventud.
  • La celebración de los  quince, o los dieciocho, o los ochenta, en fin, en espera de un año que será grande!

Sin embargo, todo esto, de momento nos puede sacar de la alegría y llevarnos a la tristeza, porque sentimos que no aprovechamos al máximo el tiempo que se nos dio, y en lugar de pensar en lo que esperamos nos quedamos en lo que no logramos. Todos tenemos derecho a encontrarnos con nosotros mismos en este tiempo, sin dejar que la tristeza dañe nuestras vidas. Tomar un momentito a solas y analizar  todos los momentos que pasamos buenos y malos, cerrando ese tiempo y volver  a sentirnos bien plenos y felices.

Las emociones son eso, un estado afectivo que experimentamos en un momento determinado,  que nos llevan a una crisis momentánea y muy personal causando displacer al punto de no poder controlarla. De acuerdo a los estudiosos de la conducta existen varias categorías de emociones, de las cuales menciono algunas que son básicas, tales como:

EL MIEDO: Amenaza o peligro que produce ansiedad, incertidumbre, inseguridad, por lo nuevo que viene y por algún hecho que me marco que no pude afrontarlo y no quiero que se repita. SORPRESA: El asombro, o desconcierto, que puede llevarme a que me interese por conocer qué pasa, que viene, y cuales serán mis logros, olvidando lo que quedo con nosotros atrás. IRA: Rabia, enojo, resentimiento, furia, irritabilidad, por que el año se va, está en su punto final y hay cosas que debía hacer, pero no la hice. ALEGRÍA: Diversión, euforia, gratificación, contentamiento, como una sensación de bienestar, de seguridad. “Este año que termina fue fabuloso él próximo será mejor. Esa es mi esperanza y no cambio mis expectativas.» TRISTEZA: Pena, soledad, pesimismo. Es como el resultado de un año difícil al que tuve enfrentar y no sé qué pasará en el que se aproxima.

¿Cuando aparecen las emociones?

Es bueno estar al pendiente de cualquier emoción que pueda presentarse en esta noche, andarle a tiempo es de mucha importancia para no dejarnos manejar por ella, aun sean las positivas. Las emociones nos llevan a segregar adrenalina, una hormona que causa euforia, acelera el corazón y puede provocarnos situaciones inesperadas. En esta noche es importante estar tranquilos y contentos, disfrutar del momento, compartir con los que están a nuestro lado, abrazarle, reír y agradecerle  por ese hermoso tiempo,  y al filo de las doce de la noche demos la bienvenida al Año Nuevo 2019, despidiendo el año viejo con alegría y júbilo, sabiendo que el pasado quedo atrás y ahora “todas las cosas serán nuevas” y un consejo que no debemos olvidar “nunca digas el día de ayer fue mejor” así expreso el sabio Salomón.

El mañana traerá esperanza que te harán sentir paz, dándote la oportunidad de soñar. “Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo” expresó (Mario Benedetti).

Mi Recomendación es:
-Sueña que el año venidero será pleno, eso es bueno para el alma.
-Mantén buenos sentimientos, para contigo mismo/a y los demás.
-Reestructura tus pensamientos, saca los negativos y conviértelos en positivos.
-Manifiesta la buena voluntad en todo lo que hagas.
-No te dejes abrumar por el ayer.
-Vive el hoy, para que disfrutes del mañana.
-Manejas de manera correcta tus emociones, si lo haces te mantendrás pleno/a, rejuvenecerás, estarás más activo/a de lo que eres.
-Tu ser brillará,porque una aureola de luces multicolores te rodeara.

No dejes que las emociones del año que se va, empañen lo bueno que te trae el año venidero. Recíbelo con gozo, aplaude, mira un mejor mañana. ¡Feliz Año Nuevo!

Este artículo fue contribuido por Mtra. Melen Trinidad De Morales, Terapeuta, Conferencista, Comunicadora Productora familiar y Conductora de programa de televisión.

To Top