Eventos

Paz y Serenidad en la cena anual de Adopte Una Cuna

This post is also available in: Inglés

Adopt_a_Crib_Hogar_del_Niño_36Como si fuese una escena de Frozen (ya sabe, el taquillero éxito de Disney), la villa de Casa de Campo de Xiomara y Ramón Menendez estuvo rebosada de cristales azules, dándole la bienvenida a sus invitados a la cena anual del evento Adopte Una Cuna, que lucía como una maravilla invernal.

Adopt a Crib Hogar del NiñoClaro que el verdadero tema de la cena no era una película de Disney, aunque tomando en cuenta que la ocasión es celebrada para agradecer a aquellos que donaron generosamente al programa Adopte Una Cuna, la herramienta principal de recaudación de fondos del Hogar del Niño, quizás hubiese sido apropiado.  Aunque de todos modos el tema «Paz Y Serenidad» no pudo haber sido más adecuado, después de todo, ¿Qué es lo que hace el Hogar del Niño sino dar paz y serenidad a todos los niños a los que ayuda? De hecho, por cuidarlos y educarlos a más de 1500 niños (desde recién nacidos hasta 18 años), el Hogar del Niño le brinda paz y serenidad a más personas, a sus familiares, quienes saben que sus niños están siendo muy bien cuidados y se les está dando la oportunidad de tener un mejor futuro con el que muchos sueñan y no logran alcanzar. Paz y serenidad, ¿Qué podría ser más importante?

Recibidos en el umbral por Xiomara y Papo, cada pulgada de esta elegante ocasión nos hizo enamorarnos más y más, los cientos de invitados fluyeron de manera tan constante tal pareciera que se daría cita la comunidad Casa de Campo completa. Es justamente en momentos como esos donde realmente resplandece la unidad y el amor compartido entre la comunidad Casa de Campo, cuando personas de diferentes nacionalidades, culturas y lenguajes unen sus fuerzas en apoyo hacia una buena causa, cuyo mayor esfuerzo es desarrollar el futuro de la República Dominicana, me lleno de honor y orgullo el saber que formo parte de este bello grupo de personas tan generosas.

Como donante del programa Adopte Una Cuna, cada persona presente aporta al menos US$1,000 cada año para la causa, con muchos más haciendo donaciones aún más generosas. Cuando la propietaria de villa Phyllis Berney fundó el programa Adopte Una Cuna en 1998, lo hizo con tanta pasión y convicción que ahora este es el programa de recaudación de fondos más exitoso del Hogar del Niño.

Rik Laird, Patricia Rambesek, Ambassador James Brewster

La siguiente colección de fotos fueron tomadas por Alejandro Heredia durante la cena Adopte Una Cuna el pasado sábado 21 de febrero en la villa de Casa de Campo de Xiomara y Ramón «Papo» Menendez en el área de Bahía Minitas de Casa de Campo: 

To Top