Casa de Campo Living @es

Un eco del pasado, las casas antiguas de La Romana

This post is also available in: Inglés

old housesSin lugar a dudas Casa de Campo y el maravilloso paisaje que lo rodea es el tipo de paraíso tropical para disfrutar de unas vacaciones de ensueño. Sin embargo, para aquellos que gustan descubrir un poco de la historia y cultura en nuestro país, una visita al centro de la ciudad de La Romana podría ser lo que exactamente busca.

Al principio, La Romana no era más que un pequeño puerto situado en la desembocadura del río Romana, con alrededor de doce casitas de madera con techo de palma, que se remontan al año 1852. Con el transcurso de los años y con la llegada de los primeros comerciantes, dio como resultado el cambio de estas primitivas casas a las primeras edificaciones en piedra y cemento. Estas casas fueron alineadas en los primeros bloques de terreno, hoy conocidos como las avenidas Francisco Richiez Ducoudray, Castillo Marquez, Teofilo Ferry y Santa Rosa.

Parque Central, La Romana
central park

Lamentablemente, muy poco se puede observar de la arquitectura que caracterizó a La Romana en sus primeros tiempos, cuya belleza la bautizó con el apodo de «Flor del Este». La vieja ciudad ha evolucionado a modernos edificios, dispersos entre las nuevas viviendas y edificios, quedando solo vestigios de las casas antiguas.

romaAfortunadamente, nuestra historia no termina aquí, para aquellos que buscan alimentar su conocimiento histórico, sin salir demasiado de su ruta trazada, la mayoría de estas casas antiguas se pueden encontrar con facilidad en el centro de la ciudad, próximo al Parque Central.

El parque que vemos hoy en día data del año 2000. El original se construyó en el año 1929, más tarde fue destrozado por el huracán Georges en 1998. Contaba con una hermosa construcción de estilo mediterráneo, con bancos que lucían un color blanco mármol, así como altos árboles de caoba con un tamaño admirable. Realmente, el diseño original de este parque se extendía por lo que hoy son las calles Diego Avila y Trinitaria.

En la actualidad en una de las esquinas del parque, nos encontramos con el Club Recreativo (entre las calles Duarte y Doctor Gonzalvo), que en el pasado sirvió como oficinas del gobierno de la provincia La Romana. Hoy en día, el Club Recreativo, luce un hermoso edificio de color crema y verde, con un frondoso jardín y una espaciosa galería. Es un club, utilizado por la comunidad para celebrar diferentes eventos y celebraciones. Al lado y pintado de un rosa brillante, se encuentra el restaurante Roma, otro edificio original que data de principios del siglo XX. Justo al lado se encontraba el Don Quijote, uno de los primeros restaurantes de La Romana, y que fue reemplazado por un edificio con una estructura vanguardista. Mientras que al cruzar la calle en un edificio hoy ocupado por la tienda de belleza llamada “Perfumería Dinorah” es donde anteriormente estaba ubicada la oficina de rentas internas.

Banco León, La Romana
banco leon

En la esquina opuesta de nuestro hermoso parque, nos encontramos con la antigua sede del Royal Bank, que ahora es ocupada por el Banco León. Y en otra esquina observamos el Palacio del Ayuntamiento, inaugurado bomberosen 1936. A pesar de haber sufrido algunas transformaciones, todavía se puede apreciar el diseño original, ya que el edificio aún conserva todas sus partes originales. En sus 77 años de historia, el edificio del Ayuntamiento siempre ha sido usado como la oficina de la alcaldía de La Romana.

Ya en las afueras del parque, en una de las calles principales de La Romana, llamada Francisco Richiez Ducoudray, se denota el antiguo cuartel de la Policía Nacional, hoy en día el Departamento de Bomberos; así como también la antigua sede del Partido Dominicano, una entidad política de la era de Trujillo, que en la actualidad es el cuartel general de la Policía Nacional.

Independientemente de que el patrimonio arquitectónico de La Romana continué en proceso de desaparición, el eco de un tiempo pasado se continuará recordando paso a paso. Así que lo mejor sería echar un vistazo a los edificios originales en piedra, en su próximo viaje a La Romana.

Este artículo fue originalmente publicado en la 8va edición de la revista TODO Casa de Campo.

Our-memories-of-Casa2

To Top