Destacados

Manatí en peligro de extinción

Manatee

This post is also available in: Inglés

ManateeNuestros queridos amigos marinos están en peligro de extinción. ¿Qué podemos hacer al respecto?

El Manatí Antillano o “vaca marina” (Trichechus manatus) ha guardado siempre una estrecha relación con la cultura del Caribe. Es una especie pacífica y amigable a la que le gusta pastar en aguas costeras cálidas y poco profundas, estuarios y ríos de aguas lentas tropicales, en donde se alimenta de yerbas marinas y donde comparte con delfines y tortugas marinas. son animales mansos y solitarios (Domínguez, 2007). Hasta hace un siglo era bastante habitual verlas pastando en grupos en las costas de las Antillas.

Esta especie es el único sirénido del Caribe y por ende una especie singular, pero desafortunadamente es uno de los animales acuáticos en mayor peligro de extinción de todos los mamíferos marinos del Caribe (Ottenwalder, 1995). Se encuentra protegido por la Ley Dominicana desde 1938 y posteriormente se prohibió su comercialización a través de la Ley de pesca Nº 5914 de 1962, el Decreto 233-96 amplió las áreas de protección y además está bajo el amparo de Tratados internacionales en el que la República Dominicana es firmante. Dado el delicado estado de conservación de estas poblaciones en peligro de extinción el Manatí Antillano fue incluido en el Apéndice I de la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y en el Anexo II de la Convención de Cartagena.

En las últimas décadas sus poblaciones han menguado de forma crítica, debido a la caza indiscriminada de la que han sido objeto; su lento ciclo reproductivo, las numerosas colisiones con embarcaciones, la contaminación de los ríos junto la disminución de sus cauces que han dañado también sus zonas de pastoreo y demás amenazas antropogénicas hacen que estas poblaciones sean muy vulnerables.

En República Dominicana uno de los lugares donde se observan alguno de estos ejemplares es en Cano Estero Hondo, Provincia de Puerto Plata en el Parque Nacional del Este, donde cabe recordar el trágico incidente en el 2012 donde un pescador maltrató a una cría de manatí, pero que gracias al esfuerzo conjunto de FUNDEMAR, los Dressel Divers, los Guarda Parques, la Asociación del Hoteles Romana-Bayahibe, y el Acuario Nacional, pudo ser rescatada y se encuentra hoy bajo el cuidado de profesionales que consiguieron su recuperación en el mismo Acuario Nacional.

Siendo parte del patrimonio natural común de los Dominicanos y del atractivo de sus costas, también corresponde a la sociedad Dominicana velar por su conservación para que sigan siendo parte de su cultura y su biodiversidad, tanto en las presentes como en las futuras generaciones.

Agradeceríamos su colaboración notificando a Rita Sellares, Directora de CECOMAR de cualquier avistamiento o información pertinente sobre esta especie en la zona del tramo Romana-Bayahibe. La participación activa de los ciudadanos juega un papel realmente importante en la gestión correcta de los recursos y en la herencia que se deje a las generaciones venideras.

Tienes un evento el cual te gustaría que promoviéramos o cubriéramos?

CUENTENOS TODO!

Próximos Eventos:

To Top