Hace unos años iniciamos una serie llamada “Historia de Chavoneros”, ha pasado un tiempo desde que le dimos a la serie un poco de cariño y estamos planeando cambiar eso ahora. Recientemente, la Escuela de Diseño Altos de Chavón celebró su 33ª graduación, sumando un total de 68 graduados a lo que Stephen Kaplan denomina como “la hermandad / hermandad que une a todos los graduados de Chavón – Chavoneros – juntos”. Hoy compartiremos con ustedes otro talentoso chavonero y artista emergente, Edward Salcedo.

Edward Salcedo se graduó en 2011 de Bellas Artes y, como él describe, se llevo consigo “la gran experiencia de explorar, desarrollar ideas y exigir más de mí que nunca”. Desde 2013, ha estado trabajando estrechamente con dos temas: paisajes y pescadores. Sitiendonos atraidos por los colores cautivadores y la representación realista de la vida dominicana, nos reunimos con Edward para aprender más sobre su inspiración y trabajo:

¿Cuándo te diste cuenta que querías dedicarte al arte?

Cuando era niño, siempre sentí curiosidad por el arte cada vez que caminaba por la escuela de Bellas Artes con mi madre. A la edad de seis años, empecé a dibujar los zapatos de mi pequeña hermana, varios artículos de la casa, e incluso mis propios diseños de carros. Mi madre vio lo interesado que estaba y me inscribió en la escuela de Bellas Artes; fue allí donde empecé mis primeros estudios de dibujo. Cuando tenía catorce años, tomé la decisión de querer experimentar con el arte a tiempo completo.

¿Cuándo empezaste a pintar?

Comencé a experimentar con el color como asistente de dos destacados artistas nacionales, Julio César Polanco y Cristóbal Rodríguez. Me enseñaron mucho sobre el color y cómo usar los materiales. Gracias a Cristóbal, pude estudiar arte en Chavón.

¿Quién dirías que le ha influido más en tu carrera artística?

He conocido a muchos grandes maestros de la pintura que han abierto el camino para mí en términos de técnicas y saber por cual centrarme y cómo trabajar con luz y color. Recuerdo la primera obra de arte que me llamó la atención, El Desesperado de Gustave Courbet. Joaquín Sorolla también me gusta mucho por la forma en que maneja la luz. Me inspiraron a definir mi estilo artístico en el realismo. Como joven artista, todavía estoy explorando, y tal vez con el tiempo mi técnica variará, pero siempre seguirá la base de un buen dibujo.

¿Qué quieres transmitir en tu obra de arte?

Estoy interesado en la naturaleza y cómo ella forma parte de mí. Utilizo mis pinturas para atraer la atención a situaciones cotidianas que me rodean. Mi intención es desarrollar imágenes que hablan de marginalidad, belleza en la naturaleza, y personas que están cerca de ellas. Durante los últimos cuatro años, he estado trabajando principalmente en temas de paisajes y pescadores.

Decidí enfocarme en paisajes inspirado en mi infancia, ya que todos los domingos iba al campo a visitar a mi abuela y a mis bisabuelos. Es un lugar hermoso, lleno de paz y silencio. Hay ríos y todo tipo de arboles frutales, que siempre han atraído mi atención debido a su tranquilidad. Además, por la amabilidad de las personas que viven allí, que no son egoístas a pesar de tener nada.

¿Qué obra de arte que has producido ha sido la más importante para ti?

Hasta ahora, hay dos que me han impactado por los mensajes que transmiten; “Niña San Juanera” que fue exhibida en el Museo de Arte Moderno y “A la luz de la sombra”, la cual obtuvo un premio en el Centro Eduardo León Jiménez.

¿Dónde has exhibido tu trabajo?

Museo de Arte Moderno Dominicano, Centro Eduardo León Jiménez, Museo La Altagracia y Casa de Teatro entre otros.

¿Hay una frase o estilo particular que te inspire?

Digo todos los días, “El marco cuesta más que la obra”. Es una crítica personal, pero me recuerda que la pieza en sí debe ser interesante y llevar un gran mensaje con una buena técnica. No es pintar por sólo pintar. Creo que un buen dibujo es la base de una obra de arte.

¿Cómo ves el arte en el mundo contemporáneo? ¿Y qué hace que tu trabajo se destaque entre los demás?

Pienso que todo el mundo hace arte a su manera, pero me gusta tener en cuenta las buenas estructuras; un buen dibujo no debe ser descuidado. Para algunos, cuanto más abstracta es una obra de arte, más creen que es arte. Para mí, es difícil relacionarme con colores salpicados a través de un lienzo; creo que un joven artista debe descubrir su alma primero y pulir su trabajo. Mi trabajo se destaca por sus temas y su técnica; la forma en que pinto me ha ayudado a identificarme.

Puede ver más de las obra de Edward Salcedo en la siguiente galeria de fotos. Si esta interesado en alguna de sus obras puede ponerse en contacto con él llamando al número : 809-386-9542, o por 
Correo electrónico : esalcedo.al@Gmail.com

[nggallery id =2895]

CHAVÓN | LA ESCUELA DE DISEÑO

Desde su fundación en 1983, la Escuela de Diseño Altos de Chavón ofrece carreras en artes aplicadas en las áreas de Bellas Artes, Comunicación Visual y Modas. Esta tipología de programa intensivo y de dos años culmina con un grado asociado a nivel técnico, el cual provee una sólida educación que capacita a sus participantes para competir como profesionales en el campo del diseño y las artes a nivel nacional e internacional.

Los graduados de La Escuela de Diseño son elegibles para transferirse directamente a Parsons School of Design en Nueva York. Más de 2,000 estudiantes dominicanos y de diferentes lugares del mundo han egresado de La Escuela de Diseño, demostrando que una preparación solida en diseño, paralelo a un énfasis en el desarrollo de la industria es la mejor fórmula para una exitosa carrera profesional.

El programa de estudios, altamente práctico y orientado al mercado, provee a los estudiantes un excepcional conjunto de habilidades que les permite insertarse fácilmente en el ambiente laboral.