Casa de Campo Living @es

Día Internacional del Café: República Dominicana, un país amante del café

This post is also available in: Inglés

El Día Internacional del Café tiene lugar el 1 de octubre de cada año. Este día está dedicado a continuar promoviendo y celebrando el café como una de las bebidas más queridas del mundo. También es una oportunidad para promover prácticas cafeteras sostenibles y crear conciencia sobre la difícil situación de los productores de café. En honor a este día, volvemos a publicar un artículo que se publicó originalmente en nuestra publicación hermana la revista Casa de Campo Living.

¿Qué le viene a la mente cuando piensa en café? ¿Un impulso temprano en la mañana, una forma de levantar el ánimo al mediodía, un encuentro con amigos, el cierre de un buen negocio? ¡Para algunos de nosotros es eso y más! Simplemente hay algo acerca de tomar una gran taza de café que te hace feliz y te alegra el día.

El consumo de café generalmente comienza durante la adolescencia con la familia, en reuniones sociales en la universidad con amigos o al entrar en el ámbito laboral y aumenta con el paso del tiempo, siendo los mayores consumidores las personas mayores de 30 años.

Es la bebida preferida en todas las Américas, con solo dos excepciones, Chile y Bolivia, donde el té es preferido por los consumidores. La tradición, la cultura, la amplia disponibilidad, el desarrollo de nuevas oportunidades para beber, la innovación de sabores y las tendencias de salud y bienestar están impulsando las preferencias de los consumidores hacia nuevos tipos de café en todo el mundo.

La producción de café en la República Dominicana se basa principalmente en las regiones montañosas del país, en las tierras altas que forman al menos la mitad del área de La Hispañola. El café se comenzó a cultivar en República Dominicana en 1735, en Barahona y otras provincias del sur. A partir de esa fecha se extendió rápidamente a varias regiones del territorio nacional, constituyéndose en uno de los principales cultivos agrícolas del país. En el país se cultiva el café tipo Arábica en un 90%, teniendo un área cosechada en el 2011 de alrededor de 2.2 millones de tareas.

El café dominicano es más conocido por ser robusto, de acidez moderada a ligera, con rico aroma y tonos terrosos. El café local es el orgullo y la alegría de los dominicanos y con el tiempo se ha convertido en sinónimo del carácter colorido de este país y es también Es tan tal, que muchos dominicanos que viven en el extranjero les piden a sus familiares que cuando los visiten les lleven café y hasta los turistas se llevan café con ellos como recuerdo de su estadía aquí. 

Cada país tiene diferencias significativas en lo que respecta a los hábitos de bebida, como prepararlo, y cómo tomarlo. Aquí por ejemplo, la mayoría toma su café negro con mucha azúcar, si, ¡nos encanta lo dulce! Algunos lo toman con leche o a la «americana», esto es café expreso servido con agua caliente para diluirlo. Está tan arraigado en nuestra cultura que incluso puedes comprar café de vendedores que llevan pequeñas tazas plásticas de tamaño de un dedal con azúcar ya agregado. Es perfecto para «levantar el ánimo» después de un día de hacer diligencias bajo el ardiente sol caribeño.

Como ven todos tienen una definición diferente de «la taza perfecta». ¿Cómo es la tuya?

Tienes un evento el cual te gustaría que promoviéramos o cubriéramos?

CUENTENOS TODO!

Próximos Eventos:

To Top