Casa de Campo Living @es

Chivas 18. American Pie. Puño de hierro en guante de terciopelo. Confidencias. Por Philip Silvestri

Philip Silvestri, Casa de Campo

This post is also available in: Inglés

Philip Silvestri, Casa de CampoVivir en Casa de Campo es un privilegio único y una gran aventura. El fin de semana pasado tuvimos el placer de recibir al Sr. Ken Lindsay, a quien muchos conocen como el Embajador Global de Marca para Chivas Brothers, cuyo rol principal es viajar por todo el mundo y representar los valores de algunos whiskys increíbles, educar a los aficionados en los puntos más importantes de un buen whisky, y conocer gente interesante… quienes recientemente fuimos nosotros.

Bueno, esta no fue nuestra primera reunión con representantes de marca, ya que esta ha sido solo una parte en el curso de nuestra humilde existencia. ¡Oh, la vida dura que llevamos! Generalmente hablando estos embajadores de marca son gente maravillosa, deben serlo. Pero Ken, aparte de su acento singular al hablar español, que es como una mezcla entre un castellano refinado y ásperos tonos galaícos de un buen escocés, que le da cierta especialidad. Pero lo que realmente distingue a Ken es su jovial, bulliciosa y entusiasta forma de interactuar con cualquier persona. Evidente, un buen ejemplo de los valores que él representa como Embajador Global de Marca de Chivas Brothers, entre ellos;  Chivas Regal, The Glenlivet, Ballantine y Royal Salute.

Ken Lindsay, Chivas, Casa de Campo

Pero, ¿qué hace uno después de un par de finos cócteles de Chivas 18, junto a un gran grupo de personas en una noche cálida en el paraíso? Pues teniendo en cuenta que ya estábamos en el Hotel Casa de Campo (celebrando el lanzamiento de Chivas 18 by Pininfarina), La Caña de Il Circo fue la elección más natural … Pero la historia no termina ahí. Porque, ¿qué REALMENTE hace uno después de un par de finos cócteles de Chivas 18 en el paraíso? En esta ocasión, la respuesta correcta sería disfrutar de un repertorio de baladas clásicas que calaron lo más profundo de nuestras emociones, por ejemplo; “American Pie” de Don McLean, así como “Help”, “Hey Jude “, y ” A Hard Day’s Night”de los Beatles, y muchas más.

Fue difícil saber si éramos simplemente los últimos en el restaurante, o si nuestro canto había contribuido al éxodo masivo de los clientes evitando escuchar nuestra música fuera de tono … Pero, siendo Casa de Campo lo que es, no pasó mucho tiempo sin que un amigo, y el vicepresidente de una cadena hotelera internacional, decidiera que ya había sido suficiente de nuestra pobre actuación con el canto y aportó su talento vocal refinado a nuestro pequeño grupo.

Evidentemente la combinación de un gran trago y el buen animo es bueno para el alma.

Sabiendo que tendría la dicha de entrevistar a Ken temprano a la mañana siguiente finalmente nos recogimos, cerramos el restaurante y nos dirigimos a casa para prepararnos para la entrevista al otro día… (disfrútela próximamente por aquí ). Y sí, para los que conocen mi media naranja, todo esto paso después de la hora de dormir… Aunque no hubo protesta, ya que estaba demasiado ocupada cantando con nosotros.

Obviamente para no ser acusado de venir solo una noche, trabajar e irse, Ken, en nombre de la gente buena de Pernod Ricard y por invitación de Calixto García (nuestro único gurú del deporte) tuvo otra noche especial prevista para unos pocos entusiastas del whisky, esta vez presentando al “puño de hierro en guante de terciopelo”, tal como lo describe Colin Scott , el hombre cuyo nombre está literalmente en cada botella. Entonces, ¿quiere saber cual es ese puño de hierro? Nada más y nada menos que el legendario Royal Salute, un whisky de la más alta calidad cuya hermosa botella de porcelana es el hogar de una mezcla de los whiskys más raros y especiales, a partir de un añejamiento de 21 años.

Citamos las sabias palabras de Barney Stintson “Me gusta el whisky lo suficientemente añejo para ordenar su propio whisky”. Y eso es todo.

Royal Salute, Ken Lindsay, Casa de Campo

Así que recién salido de un juego de golf de 18 hoyos (en el Teeth of the Dog, por supuesto), acompañado de una botella de Chivas 18 y el siempre encantador Daniel Hernández (gerente general del Hotel Casa de Campo), Ken Lindsay estaba listo para llevar a los seleccionados en un pequeño recorrido por Royal Salute. Afortunadamente nos invitamos en el último minuto, (después de todo la ocasión estuvo dirigida a la comunidad de polo Casa de Campo, y a los jugadores de polo), y estuvimos muy contentos de disfrutar de una buena introducción a un whisky muy impresionante.

Esta segunda noche empezó en The Beach Club by Le Cirque en un gazebo privado. Luego de unas palabras de bienvenida por parte de Rafael Torres (Presidente de Casa de Campo), la cata empezó con el miembro “más joven” de Royal Salute, cuyo prestigio comienza donde la mayoría termina.

Esto, mis amigos no es un whisky ordinario. Ciertamente es un puño de hierro. Este whisky está lleno de carácter y sabor. El guante de terciopelo, por otro lado, era increíble suave. Me gusta mucho un buen whisky, pero la suavidad de este fue un poco desconcertante, su sensación en la boca es casi como un syrup. En mi humilde opinión, es un whisky para disfrutar después de una buena comida, cuando se tiene mucho tiempo para relajarse y disfrutar plenamente de su sabor rico, suave.

Ken Lindsay, Philip Silvestri, Rebecca Hughes, Casa de Campo

El siguiente, fue el Royal Salute 100 Cask, que lleva lo raro, suave y complejo a otro nivel.  Aparte de decir que este es uno de los mejores whiskys que he tenido el placer de disfrutar, especialmente cuando es compartido con un embajador excepcional como Ken Lindsay.

Y en cuanto a las confidencias… En serio, ¿pensó que íbamos a comentarles sobre eso?

¡Salud y hasta la próxima!
Philip Silvestri, Casa de Campo

Tienes un evento el cual te gustaría que promoviéramos o cubriéramos?

CUENTENOS TODO!

Próximos Eventos:

To Top