Altos de Chavon @es

¡Art Chavón fue todo un éxito!

Patti Rambesek, Rik Laird, Dominique Bludhorn_Altos_de_Chavon

This post is also available in: Inglés

Patti Rambesek, Rik Laird, Dominique Bludhorn_Altos_de_ChavonTodo aquel que piense que el evento más reciente de Art Chavón fue sólo otro show lleno de estudios figurativos y retratos está equivocado. La noche del viernes 13 de marzo brilló con nuevas e inusuales adiciones a las obras en venta. Se compraron muchas obras, y el show parecía ser del gusto de los 150 o más integrantes de la comunidad de Casa de Campo que asistieron a la sexta exhibición anual del trabajo de los estudiantes de La Escuela de Diseño.

El Jabalí. “Eres Lo Que Comes.”
boar Altos de Chavon Casa de Campo

Francine Parners fue responsable de los artículos que causaron sensación: un jabalí relleno, el cual fue decorado con una guirnalda de productos derivados del cerdo hechos de papel maché —tocino, morcilla, y chorizo— y apodó su creación “Eres Lo Que Comes”. Continuando con el tema porcino, hubo un facóquero común africano de tamaño real hecho de ébano tallado. Francine también nos dio una atractiva y misteriosa estatua tropical de madera de un chamán africano del oeste, una “Menina” de Prats-Ventós, y dos especataculares piezas figurativas de Gaspar Mario Cruz —todos estos artículos a la venta para beneficio de La Escuela.

Art Chavon, Altos de Chavon

Con trabajos adicionales de Nancy Graves, Patricia Tobacco Forrester, Philip Pearlstein, y Ann Parker, éste fue más que otro show de estudiantes. Phyllis Berney donó las piezas de Parker y Forrester a nuestro fondo escolar. El galardonado antiguo artista en residencia Fermín Ceballos envió tres de sus poderosas, y algo góticas y macabras, obras y un presentador de los graduados brindó obras para acompañar aquellas de los estudiantes actuales.

Se abrió un salón mini-cine en el segundo piso de La Galería para mostrar un poderoso documental de la vida y trabajo de Fernando Botero, entregado por Renata y Peter Winterstein. El interesante salón con aire acondicionado fue el oasis perfecto del bullicio embriagador del evento.

“¡Qué increíble talento!” era lo que se escuchaba una y otra vez entre la música. La suave y hábil música jazz, clima ventoso, y multitud alegre formaban el ambiente perfecto para observar cómo el más encantador grupo bilingue y trilingüe de estudiantes de este año se acercaba a la perfección a través de sus obras. Ventas estables y algunas contribuciones muy generosas por encima y más allá de la tarifa de entrada resultaron en ingresos que impulsaron sustancialmente la unidad de becas.

Julia Lutter, Herbert Schoderbock

El comité de dirección —los dueños de villa Mignon Bellini, Bryn y Arnold Cohen, Rik Laird y Patti Rambasek, los Wintersteins, y Norma y Roy Reubel— atrajeron muy bien atención de los invitados, los cuales parecían estar encantados de formar parte de la velada. Todos nos coincidimos en que debe haber más de actividades de este tipo, y que la comida, la música y el arte parecían subrayar la razón de ser de Altos de Chavón, que brilló bajo la luz de la luna.

Stephen Kaplan

Artículo Contribuido por Stephen Kaplan

Stephen Kaplan
Decano de Estudios de la Escuela de Arte y Diseño de Altos de Chavón
Altos de Chavón, Casa de Campo

 

Tienes un evento el cual te gustaría que promoviéramos o cubriéramos?

CUENTENOS TODO!

Próximos Eventos:

To Top